Hoy en día es muy común escuchar la frase «es que la sociedad está estresada». Y no es para menos. Hemos normalizado el hecho de ir siempre con prisas, no desconectar del trabajo, estar constantemente preocupados. Y no debería ser así. Es precisamente esa la mentalidad del Slow Deco. Es la vuelta al descanso, al valor del tiempo y de los momentos. Buscar la paz y la armonía en los espacios, para poder sentirnos en calma cuando estemos en ellos. Se trata de dejar fuera el estrés y dedicarnos tiempo a nosotros mismos, cuidarnos y darnos la atención que muchas veces nos falta.

Si te sientes identificado con este estilo de vida, el Slow Deco es lo que necesitas, porque conseguirás crear un ambiente que promueva un espíritu más íntimo y familiar, el diálogo y las relaciones y, por extensión, la interacción.

 

Espacio creado por Loyra

Espacio creado por Loyra

Características del Slow Deco

  1. Espacios abiertos
  2. Colores que invitan a relajarse: blanco, beige, azul…
  3. Reminiscencia del estilo nórdico
  4. Líneas limpias sin sobrecargar los espacios (pero sin llegar al minimalismo)
  5. Rincones que inviten a leer, tomar un café, descansar…
  6. Predominan materiales como el lino, el algodón o la madera
  7. ¡Dale a la luminosidad la importancia que merece!

Cómo dar ese aire Slow Deco a cada estancia

Depende de qué estancia quieras decorar, tendrás que tener en cuenta una serie de directrices. Si hablamos del recibidor, éste tiene que generar una paz y una calma instantánea. Piensa que cuando volvemos a casa suele ser el momento en el que más notamos el cansancio, por lo que un buen recibidor tiene que hacerte sentir bien. Tiene que convertirse en el lugar donde dejamos atrás el estrés y el agobio. Entramos en nuestro rincón del mundo donde predomina la calidez.

Sin embargo, con el baño es un poco más complicado. Lo ideal sería disponer de un spa en casa, ¿verdad? Como muchos no tenemos acceso a uno, lo mejor es generar un ambiente similar al que encontraríamos en cualquier hotel. Velas, luces, aromas esenciales… Cualquier estímulo positivo que te ayude a alcanzar la relajación. También puedes utilizar cortinas de lino en tonos claritos (beige o blancas serían perfectas) para terminar de darle el ambiente necesario.

Por supuesto, el dormitorio es el lugar más importante a la hora de establecer este tipo de decoración en casa. Tiene que ser un lugar acogedor, nuestro santuario, donde nos olvidemos de los problemas y preocupaciones atrás y poder sumirnos en un estado de relajación y paz que tantas veces necesitamos. ¡Prohibido trabajar o hacer deporte en el dormitorio! Nada de actividades estimulantes para el cerebro. El dormitorio tiene que asociarse al descanso.

 

Colección Aston de Alf Dafre

Colección Aston de Alf Dafre

Importancia de los materiales

Si por algo destaca el Slow Deco, es por el uso de materiales naturales. Lino en las cortinas del salón, en las sillas del comedor o madera en las paredes y complementos. Ese es el estilo que busca este tipo de decoración. Materiales y colores claritos, que inviten a relajarse y disfrutar del AHORA. Desde luego, el toque final lo aportan las plantas (cuanto más naturales mejor), ya que la naturaleza es un ejemplo de paz y armonía.

 

Salones MUSS de Tegar Mobel

Salones MUSS de Tegar Mobel

 

El verano es un momento ideal para aprovechar y dar un cambio radical a nuestros hogares. ¡O tal vez no tan radical! Un lavado de cara puede hacer que nos sintamos mejor en casa y podamos aprovecharla como merece. Si tienes cualquier duda, estaremos encantados de ayudarte. ¡Ponte en contacto con nosotros!

Hace unas semanas estuvimos viendo cuál era la mejor forma de elegir la librería Tomasella perfecta según el espacio del que dispones en casa. En este post os queremos dar unas claves para colocarla según los materiales, la forma o la funcionalidad.

 

COMPOSICIÓN A129 de Tomasella

COMPOSICIÓN A129 de Tomasella

Elegir la biblioteca que mejor se adapte al entorno y necesidades puede ser más fácil de lo esperado. Nuestro consejo es que observes con atención el espacio que tienes disponible y que ya imagines la ubicación de la librería. Utiliza una regla para poder medir la pared o el área de la sala donde crees que debe estar. Este simple gesto te dará una idea de si estás yendo por el buen camino o si hay que pensar una nueva localización.

También es importante tener claro si preferimos tener una librería hecha a medida por un carpintero o una empresa que las hagas a medida, o comprar una que ya esté hecha pero que se adapte a nuestras necesidades. Los beneficios de esta última opción son que la disponibilidad es casi inmediata y suele ser más económico.

 

Composición a117 de Tomasella

Composición a117 de Tomasella

Calcula el tamaño perfecto de tu librería

Existen unas medidas determinadas que debe cumplir una librería para poder ser funcional, además de estética. Si tu idea es utilizarla para almacenar libros y revistas de tamaño estándar, lo ideal es que las baldas tengan una profundidad de 30-35 cm y una altura de no menos de 30 cm. En cuanto al ancho del estante, existen varias posibilidades. Los más comunes suelen ser de 30, 45 o 60 cm, pero también puede haber más grandes. Normalmente no se supera con 90 cm ya que se hace difícil garantizar el equilibrio del mueble.

Tú eliges la forma

La librería puede adoptar formas tradicionales y, a veces, muy originales y extravagantes, sobre todo en las composiciones modernas, en las que vemos un predominio de diseños innovadores que buscan fusionar el complemento con el ambiente vanguardista que lo rodea. Aquí, la librería se convierte no solo en una estructura funcional, sino también en un elemento de moda para la sala de estar. 

Entre las formas más comunes encontramos la librería rectangular, cuadrada y redonda. Para las propuestas más inusuales podemos destacar una composición ondulada, estructura piramidal, espiral, en forma de árbol, espiral y librería de escalera. 

Las posibilidades que ofrecen las nuevas tendencias llevan desde composiciones horizontales, verticales e incluso diagonales. ¡Viva la originalidad!

 

Composición a028 de Tomasella

Composición a028 de Tomasella

 

Dónde colocar la estantería en un salón

Aunque todo depende de las dimensiones de la sala, cada tipo de estantería está pensado para un lugar especial. No es lo mismo una esquina, la pared donde tenemos la TV o una columna. Por ejemplo, una gran librería puente o de pared será perfecta para llenar toda la pared del salón. ¡Ojo! Si se trata de una pared equipada con un soporte de TV, es recomendable elegir la misma pared con una ventana para evitar la reverberación en la TV. 

Los modelos independientes se pueden colocar en cualquier lugar de la habitación dando así más libertad a la imaginación: junto al sofá como revistero, en un rincón de lectura pero también perpendiculares a la pared. En esta última posición, las librerías con baldas abiertas pueden utilizarse como separadores, perfectos para delimitar dos zonas distintas del salón o para crear dos ambientes en un pequeño apartamento de espacios abiertos. Puede separar el área del sofá del área del comedor o garantizar cierta privacidad si necesita insertar una cama en la sala de estar de espacio abierto.

 

Modelo Boiserie Krea de Tomasella

Modelo Boiserie Krea de Tomasella

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies