Category: Mueble juvenil

La vuelta al cole está cerca, y puede que este año tengas que reformar la habitación de tu hijo/a. Si ya se hace mayor, tocará crear una zona de estudio perfecta, para hacer los deberes diarios, estudiar, trabajar… Etc.

Por eso hoy, desde nuestro blog, queremos darte los mejores consejos para crear una zona de estudio perfecta.

Verás que si sigues a rajatabla nuestros consejos, te será fácil y sencillo. No pierdas más el tiempo, y ponte a trabajar en crear una zona de estudio perfecta para tus hijos.

Toma nota:

1- Los colores son importantes

Si, como les pasa a todos los padres, buscas crear una zona de estudio perfecta, donde tus hijos, no solamente estén cómodos, sino que además no se distraigan con facilidad y puedan aprovechar el tiempo mejor, en ese caso, nuestro consejo es que pintes la estancia con colores sobrios.

¡¡OJO!!, No queremos decir con esto, que los colores de paredes tengan que ser aburridos, incluso puedes jugar poniendo detalles de color en la habitación poniendo vinilos que les inspiren y les gusten.

59

2- La iluminación es fundamental

Cuando empiezas a pensar en crear la zona de estudio perfecta para tus hijos, lo primero que tienes que hacer es potenciar la luz natural. La luz natural es fundamental para decorar cualquier estancia del hogar, y en la habitación de tus hijos, no iba a ser menos.

Trata de ubicar, siempre que puedas, la zona de escritorio junto a la ventana, ya que la luz natural, estimula la producción de endorfinas, no daña a la vista y mejora el rendimiento escolar.

Si es imposible localizar ahí la zona de estudio, entonces tendremos que iluminar dicha zona de la mejor manera posible. En primer lugar debemos saber que lo más adecuado es colocar la lámpara, preferiblemente articulable y orientable, frente a la mano que el niño utiliza para escribir, así no crearemos incómodas sombras.

El tipo de bombilla es también un factor esencial: Es preferible usar luz más blanca y fría porque, al parecerse más a la natural, los ojos trabajan de manera más relajada.

mes de estudio perfecta

3- Adecua el espacio

Para crear la zona de estudio perfecta, los niños no se tienen que adecuar al espacio, sino el espacio a los niños. Sí, sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, pero siempre has de tener en cuenta ciertos detalles como estos…

Al escoger la mesa de estudio, cuenta con una profundidad de unos 70 centímetros para que pueda estar sentado y tener las piernas cómodamente situadas a la vez que goza de la suficiente profundidad de zona de apoyo. En cuanto al largo, esto depende mucho de los metros de la habitación donde se vaya a poner la zona de estudio, pero si hablamos del largo ideal,  no te recomendaremos menos de 130 centímetros.

Consejo:  La superficie de la mesa o tablero de trabajo es mejor que sea mate o satinado, ya que si es brillante produce molestos reflejos cuando la luz incide sobre ella y por este motivo les costará más esfuerzo concentrarse apropiadamente.

zona de estudio perfecta

4- Distribución adecuada de los elementos

En este artículo, buscamos crear la zona de estudio perfecta para nuestros hijos en su vuelta al cole. Por eso, ponemos sobre la mesa, todo lo que “a priori” deberíamos hacer… Luego, claro está, hay muchas cosas que se nos pueden escapar, o no podamos hacer por falta de espacio u otras circunstancias.

Por eso lo ideal, para un distribución adecuada, es separar la zona de estudio de la de descanso. Intenta que desde la mesa no se vea la cama, así impedirás que tus hijos se sientan atraídos por echarse en ella. Conseguirás que se concentren mejor para hacer los deberes o estudiar. Del mismo modo deberías evitar todo aquello que pueda distraer, como fotografías con amigos o pósters de sus famosos favoritos. Pero sin expulsarlos del dormitorio, simplemente se trata de colocarlos alejados de la zona de estudio.

41

5- Capacidad de almacenaje

Una zona de estudio perfecta, tiene que tener una buena zona de almacenaje para poder guardar todo de manera rápida y sencilla, además de disponer de todas nuestras necesidades al alcance de la mano.

Los niños han de tener bien cerca y a buen recaudo todo lo necesario para llevar a cabo su tarea sin necesidad de levantarse continuamente. De esta manera, evitaremos que abandonen su sitio y se distraigan de su cometido por el camino. Incorpora una cajonera bajo el sobre de la mesa, instala baldas en las que aprovechar la parte superior de la zona de estudio, incluye algún módulo de almacenaje en las inmediaciones de la mesa de estudio. Cualquier cosa con tal de tener accesibles y localizables todos sus enseres y material de apoyo necesarios.

zona de estudio perfecta

6- Las sillas adecuadas

La silla es uno de esos elementos indispensables, a los que muchos padres no les prestan la atención necesaria. Tenemos que pensar que quizás ahora cuando son más pequeños no, pero más adelante, nuestros hijos van a pasar muchas horas sentados sobre ellas, y por eso debemos cuidar que sean lo más favorables para ellos.

Lo más acertado es elegir una silla con capacidad de ajuste que permita regular la altura, de modo que los pies queden apoyados con firmeza y comodidad en el suelo.

Una de las claves fundamentales es que tenga apoyo lumbar; si éste coincide con la curvatura natural de la columna alivia tensiones musculares en la zona baja de la espalda. Además, lo ideal sería que los reposabrazos pudieran regularse también para no perder el ajuste ergonómico.

silla
En cualquier caso, siempre es recomendable que hagas partícipes a los niños de la decoración y distribución de su espacio de trabajo ya que es un lugar en el que pasarán mucho tiempo, por lo que es totalmente razonable que encaje con sus gustos y necesidades más que con las tuyas. Y por último, si a pesar de nuestros consejos, tienes dudas de cómo hacer una zona de estudio perfecta, pásate por la tienda, y te atenderemos encantadas. ¡¡Os esperamos!!

Decorar una habitación juvenil no es nada sencillo. El paso de la habitación infantil, a la habitación juvenil, es un gran paso en la vida de todo niño/a.

Supone el cambio de niño a adulto, y por ello, no es tan sencillo como parece el poder decorar este tipo de habitaciones.

Hay que tener muchas más cosas en cuenta a la hora de decorar una habitación juvenil, de lo que nos pensamos.

Los adolescentes, pasan muchas horas recluidos en sus habitaciones, y por lo tanto tienen que estar adecuadas a sus necesidades, sin pasarnos, de la raya. Siempre todo, en su justa medida…

Es el momento en el que los juguetes se quedan en el fondo del baúl y la ropa, la música y los aparatos electrónicos empiezan a ser objetos de deseo. Ese momento en el que pasar tiempo con los amigos empieza a ser más importante que pasarlo con la familia.

DEJA QUE SE EXPRESEN

Tenemos que ser conscientes que su habitación, es un mundo, su templo, y por lo tanto, tenemos que darles herramientas para que ellos, puedan expresarse libremente. Por eso, a la hora de decorar una habitación juvenil, es importante tener en cuenta esto.

1- Murales de fotos: Deja una pared libre de su habitación para que puedan poner ahí sus fotos y recuerdos. Esto les ayudará a identificarse consigo mismos, y a crear su propia identidad.

habitación juvenil decorar

2- Pintura de pizarra: Puedes pintar una pared o una columna, o un trozo de su habitación, con pintura de pizarra. De esta manera podrán poner frases que les guste, dibujar, apuntar las tareas para que no se les olvide… o simplemente dejarse llevar por su imaginación.

habitacion-juvenil-pizarra-1

3- Coloca espejos: La adolescencia es una edad complicada y colocar un espejo es una buena manera de decorar una habitación juvenil. Pasarse horas delante del espejo probando nuevos estilos y peinados es lo más normal. Su cuerpo cambia y es difícil controlarlo, igual que les sucede con las relaciones personales.

decorar con espejos, habitación infantil

CREA ESPACIOS MULTIFUNCIONALES

Otra muy buena idea para decorar una habitación juvenil, es crear un espacio dentro de su habitación, que sea multifuncional. Es decir,crear un espacio donde pueda desarrollar diferentes actividades, en un mismo sitio. Esas actividades pueden ser desde leer un libro tranquilamente, hasta tocar la guitarra o jugar a la videoconsola.

Para decorar una habitación juvenil, con un espacio multifuncional, lo mejor es utilizar algún puf, cojines, asientos auxiliares, y este tipo de mobiliario.

Además, deberás elegir un punto fijo de la habitación para llevar a cabo este espacio. De esta manera, quedará diferencia la zona de “juego” de la zona de descanso, dentro de la misma habitación.

espacio multifuncioanl

BUSCA MUEBLES FLEXIBLES Y ADECUADOS

Para decorar una habitación juvenil, tienes que pensar en muebles flexibles, que te den más de lo que en principio buscas, o es su función principal, y es que con los adolescentes nunca se sabe.

1- La cama: A la hora de elegir una cama, busca una cama que tenga como mínimo, otra cama supletoria más. La edad de que los amigos se queden a dormir, todavía no ha pasado, y ellos agradecerán el tener esta posibilidad.

Además, si la cama tiene posibilidad de tener, no sólo una cama adicional más, sino también cajones para guardar cosas, pues mucho mejor. Los adolescentes generan una cantidad infinita de cosas que nunca se sabe dónde meter.

40

2- Muebles extra: Cómodas, estanterías y baldas serán tus aliados a la hora de decorar una habitación juvenil. No prescindas de ningún mueble de almacenaje extra y llena las paredes de estanterías y baldas… siempre con control. Esto te dará desahogo a la hora de poder guardar todo, y además les ayudará a que ellos también colaboren a la hora de ordenar. La excusa de: “No tengo sitio donde meter esto” ya se ha terminado para siempre.

decorar dormitorio juvenil

3- Zona de estudio: Debe ser amplia y con capacidad para guardar todo el material del colegio o instituto. Cajones, estantes, archivadores, botes de lápices e incluso un panel magnético, son algunos de los elementos imprescindibles, además de una mesa de tamaño apropiado a la edad, una silla cómoda y si puede ser junto a la ventana, para que goce de luz natural.

9

4- El armario: Cuanto más grande y alto… mejor. Y ojo, no os confundáis, y pongáis un armario más pequeño a un niño, porque tendrá menos ropa que una niña. Hoy por hoy, eso ya no vale. Los armarios ideales deberán tener como mínimo una altura para poder perchar la ropa y además cajoneras, ya sean interiores o exteriores, para poder ordenar la ropa más pequeña.

10

Si no tienes mucho espacio para poder colocar un armario grande, consulta a un experto, como muebles Gregorio, y seguro que buscamos una solución.Si te has quedado con ganas de más, o tienes dudas a la hora de decorar la habitación juvenil de tu hijo o hija, estaremos encantadas de atenderte y poder ayudarte 😉